Archivo por meses: septiembre 2014

FORMACIÓN SUBVENCIONADA EN GALICIA HASTA EL 100%

califica_logo y fotosConcesión de ayudas para el desarrollo de acciones formativas y de transferencia tecnológica convocadas por la Consellería do Medio Rural e do Mar.

Todos nuestros cursos encajan perfectamente en la temática de las actividades subvencionables. Descárgate el catálogo en el siguiente enlace: CATÁLOGO

Si estás interesado en otra temática, nos adaptamos a tus necesidades. Ponte en contacto con nosotros y desarrollaremos la materia que necesites: jornadas sobre comercialización de productos ecológicos, seminarios sobre producción integrada, etc.

¿DE CUÁNTO ES LA SUBVENCIÓN?:

Puede alcanzar el 100% del gasto subvencionable, con el máximo de 10.000 euros de subvención total por entidad solicitante.
Importes orientativos para las diferentes acciones formativas:

1

¿HASTA CUÁNDO?

Esta ayuda se convocó con mucho retraso este año, solo se puede solicitar hasta el 25 de octubre y las acciones formativas tienen que estar finalizadas antes del 30 de noviembre
¡Non dejes pasar esta oportunidad!
Elaboraremos un presupuesto personalizado y gestionaremos la ayuda por ti.

¿ERES BENEFICIARIO?:

Si, si eres una sociedad cooperativa agraria, o sociedad agraria de transformación, asociación de cooperativas o de productores, los consejos reguladores de productos de calidad diferenciada, las asociaciones profesionales del ámbito agrario, alimentario o ligadas al desarrollo rural y las organizaciones de productores radicadas en la Comunidad Autónoma de Galicia.

¿QUÉ SE SUBVENCIONA?

  • Cursos de formación: con una duración mínima de 20 horas lectivas y un número de alumnos comprendido entre 15-30 alumnos; podrá comprender un viaje didáctico relacionado con su objetivo. La subvención máxima será de 6.000 euros, o 9.000 en el caso de que incluya un viaje didáctico.
  • Actividades de transferencia tecnológica (jornadas técnicas, seminarios o demostraciones): con una duración igual o superior a 6 horas y un número mínimo de 15 asistentes. La subvención máxima por acción es de 1.500 euros.

LLEGÓ EL OTOÑO Y CON ÉL LAS CASTAÑAS

DSC_1110Septiembre ya se está acabando y cada vez más el otoño se hace notar. El suelo se cubre con un manto de hojas de colores rojizos, dorados y tostados, el clima se vuelve más templado y los días de acortan.

Son muchos los refranes ligados a esta estación, pero cabe destacar uno, teniendo en cuenta el presente post: Castañas en cocción, en otoño e invierno, buena alimentación”. No hay más que echar la vista atrás y ver que hubo un tiempo en el que las castañas eran la principal fuente de alimentación durante el otoño y el invierno.

Es un producto de gran calidad alimentaria, ya que es una fuente importante de hidratos de carbono, potasio y vitamina B. Eso sí, hay que tener en cuenta que según sea el tipo de preparación, puede perder algunas de sus propiedades. La mejor forma de ingerirlas es de forma cruda.

Se trataba de una época en la que la recogida de la castaña era motivo de fiesta, como un acto de gran importancia social dentro del pueblo. Hoy en día la recogida de la castaña supone para muchas familias, un ingreso extraordinario.

La recolección empieza normalmente a finales de septiembre o a principios de octubre, y puede largarse desde un mes hasta 3 meses aproximadamente, dependiendo de las distintas variedades de castañas y de la zona geográfica en la que nos encontremos.

Hasta el día de hoy, generalmente, la recolección de la castaña se realizaba de forma manual. La castaña una vez madura cae al suelo junto con el erizo, que tras golpearse contra el suelo, la castaña sale despedida fuera del mismo, aunque no siempre. Para la recolección manual se utilizan guantes para evitar pincharse con las púas de los erizos.

Para la recogida de la castaña se suelen utilizar cestas de madera o mimbre o en sacos de malla, para favorecer la aireación y evitar su pudrición, permitiendo una mejor conservación posteriormente en un lugar seco y fresco.

Las primeras en caer no siempre son las mejores, ya que en muchos casos, las primeras en caer son las que están parasitadas por insectos, siendo los causantes de la caída. A la hora de la recolección, al ser manual, podemos realizar una mejor selección cogiendo aquellas más sanas.

Otra opción muy usada en zonas de pendiente es la recolección mediante redes. Se trata de una recolección manual pero con ayuda de redes. Se colocan redes sujetas a los árboles o a estacas un poco más de 1 m, evitando que la castaña toque el suelo lo que mejora su conservación posterior. Otra opción es la doble red, con dos calibres distintos, la primera un poco más grande y la de abajo más pequeña lo que permite que los erizos y las hojas queden en la parte de arriba y la castaña caiga a la segunda red, facilitando su recogida. O bien una simple red estirada en el suelo.

rEDES

Por último, y como novedad, la recolección mecanizada. La tecnología en el campo avanza rápidamente, y en el caso de la castaña u otros frutos secos, se está avanzado en lo referente a la recogida de los mismos. Las máquinas existentes hasta ahora aún presentan ciertas limitaciones, principalmente derivadas del terreno de trabajo. Necesitan que la superficie esté limpia y casi sin pendiente, lo cual supone un inconveniente en la mayoría de los casos.

Las máquinas utilizadas hasta el momento son adaptaciones de máquinas pensadas para la recolección de otros tipos de frutos como son la nuez y la avellana. En el caso de la castaña hay que añadirle algunas modificaciones que permitan la separación de la castaña de los erizos, hojas y otros elementos presentes en el suelo. El sistema utilizado actualmente se basa en dos técnicas diferentes: la aspiración y el barrido. Consiste básicamente en una máquina que actúa como una potente aspiradora que va aspirando y barriendo con rodillos rotatorios.

Hay otras opciones, como una máquina tipo mochila que permite también recoger las castañas por aspiración.

Otra opción, son las máquinas enganchas al tractor, que disponen generalmente de dos grandes tubos de aspiración manejados cada uno por una persona.

maquina1.1En definitiva, lo importante es realizar la recolección lo más rápido posible, sea de forma manual o mecanizada, para evitar que las castañas estén mucho tiempo en el suelo facilitando su conservación.

EL ARTE DE HACER VINO

file4481344391774Continuando con el post de la semana pasada “Es Tiempo de Vendimia”, veremos cuáles son las pautas principales para realizar vino tinto de forma sencilla y artesanal en nuestras pequeñas bodegas.

Anteriormente vimos cuáles eran los principios básicos de la vendimia, cómo debíamos cuidar la uva tanto al recogerla como al transportarla hasta la bodega. ¡Ya la tenemos en bodega! ¿Y ahora qué?

Lo definiremos de forma esquemática para una mayor simplicidad.

  1. Despalillado y estrujado: se trata de quitar cada grano de uva del raspón. Se puede hacer de forma manual o bien de forma mecánica mediante una despalilladora. Una vez realizado este proceso, procedemos a realizar una de las actividades más características: el pisado la uva. Simplemente, lo que se realiza es una acción de estrujado para que vaya saliendo el jugo de las uvas.
  2. Una vez estrujado todo, lo introduciremos en la cuba, añadiendo en torno a 50 mg/l de anhídrido sulfuroso para una mejor fermentación y conservación posterior del vino.
  3. En cuanto empieza a fermentar debemos remover lentamente, hundiendo la capa sólida que se forma en la parte superior, denominada sombrero. De esta forma se extraen todos los compuestos presentes en la piel de los granos de uva.
  4. La fermentación durará en función de la cantidad. Generalmente el rango se sitúa entre 1 o 4 semanas.
  5. Pasado este tiempo, dejamos reposar el vino con los hollejos una semana más y sacamos el líquido resultante: el vino. Los hollejos los sacamos de la cuba y los prensamos para un mayor aprovechamiento.
  6. El vino lo pasamos (trasiego) a un depósito que evite el contacto con el aire.
  7. Iremos haciendo más trasiegos para limpiar el vino de las posibles lías, al mismo tiempo que realiza la fermentación maloláctica (transformación del ácido málico en ácido láctico). Es recomendable realizar el trasiego en la fase lunar del cuarto menguante de cada mes.
  8. En febrero o marzo, si todo siguió su curso natural, podremos embotellar nuestro vino.

El proceso es bastante sencillo, simplemente es seguir algunas pautas y respetar unos límites.

Un brindis por un vino bien hecho!

ES TIEMPO DE VENDIMIA

Por fin llefile7471252954653gó septiembre y con él un nuevo cambio de estación, que conlleva nuevas actividades en el campo, concretamente en los viñedos.

El verano además de ser la época vacacional por excelencia, también representa un período de transición desde el fin de las actividades propias de la viticultura (tratamientos fitosanitarios, aclareo, manejo del suelo…), y el comienzo de la vendimia; un año de cuidados esmerados, que incluso con la ayuda de rosales plantados en la propia viña, hemos evitado que plagas y enfermedades nos estropearan la cosecha. Si, si, habéis leído bien, rosales. Es una técnica muy utilizada para prevenir enfermedades en los viñedos. Su funcionamiento es simple, el rosal suele ser atacado en primer lugar por los hongos, antes de que penetre en la viña, por tanto si tenemos controlados los rosales, podremos prevenir un posible ataque.

Durante el periodo estival las viñas lucen en su máximo esplendor, llenas de diversos colores: granate, verde, amarillo… Pero aunque veamos ya racimos aparentemente maduros, debemos esperar al punto óptimo, para obtener un vino de la mejor calidad. Anticipar la vendimia puede suponer un grave error, y puede verse afectada la producción de vino de todo un año.

Debemos esperar al final del denominado envero, proceso en el cual, la uva pasa de verde, al color propio de cada variedad, ya que empiezan a acumular los tan famosos polifenoles. Este proceso dura 15 días aproximadamente, posteriormente debemos esperar dos meses y podremos iniciar la vendimia.

Pero ¿Cuál es la respuesta a la eterna pregunta? ¿Cuándo empezar la vendimia? La respuesta no es sencilla, básicamente porque depende mucho del tipo de vino que queremos conseguir y qué características organolépticas queremos que tenga. Lo importante es encontrar el punto óptimo de madurez de la viña en general.

Una vez iniciada, no hay vuelta atrás.

De forma teórica, para determinar la fecha de vendimia, no solo deberíamos fijarnos en el criterio de maduración, existen una serie de factores externos que hacen variar la fecha de vendimia.

  1. Factor climatológico. Las lluvias pueden impedir la realización de la vendimia.
  2. Disponibilidad de mano de obra
  3. Factor psicológico. Se genera cierta ansiedad cuando las bodegas más cercanas inician la vendimia. Cada viña es diferente, no se debe “caer en la tentación” de iniciar la vendimia cuando se sabe que aún no alcanzó el punto óptimo de maduración.

Generalmente la experiencia de años anteriores es la que marca el inicio de la actividad, pero es necesario establecer una serie de parámetros según sea el destino de la uva. Tenemos:

  • Índices externos: se basan en el análisis organoléptico de la uva.
  • Índices físicos de maduración: color del grano, peso del acio, firmeza del hollejo, posible rendimiento…
  • Índices químicos de maduración: concentración de azúcar, acidez total…

Todos los factores son sumamente importantes para determinar el inicio de la vendimia; pero poco importa acertar con la fecha si posteriormente el manipulado de la uva hasta la bodega no se realiza correctamente.

Los racimos deben llegar lo más intactos posible a la bodega. Si llegasen a romperse, provocaría una pérdida de mosto, se puede favorecer el inicio de una fermentación alcohólica indeseable y oxidaciones de dichos mostos, haciendo que adquieran un color más pardo.

¿Cómo podemos evitar estas situaciones?

  • Evitar el traspaso entre recipientes del racimo
  • Usar cajas perforadas con una capacidad máxima de 25Kg, para evitar aplastamiento y acumulación de mosto en el fondo.
  • Las cajas deben ser preferiblemente de plástico, o también de madera, caucho etc. evitar la presencia de cobre y hierro, ya que puede provocar alteraciones en el mosto.
  • Evitar introducir tierra, hojas, insectos u otro tipo de impurezas para evitar que se reduzca la calidad de la uva.
  • Intentar que el periodo de tiempo que transcurre desde que se corta el racimo, hasta que llega a la bodega, sea el más corto posible.

En definitiva, tenemos que cuidar la cosecha con el mayor mimo posible, para obtener un vino de calidad.

Una vez tenemos la uva en bodega, empezaremos todo el proceso de vinificación, pero eso será tema de próximas entradas.

Feliz vendimia a todos.

TRUCOS PARA MANTENER LA CASA LIMPIA DE FORMA ECOLÓGICA

La limpieza de la casa00 es una dura tarea que forma parte de nuestro día a día. Pero, ¿Cómo la llevamos a cabo?

Cada vez son más los productos químicos existentes en el mercado, que nos garantizan una limpieza sin rastro de suciedad, gérmenes… Casi, casi, milagrosos, como si limpiaran solos. Pero, ¿a costa de qué? Pues a costa de nuestra salud y de nuestro bolsillo. Casi todos los productos que se utilizan en la limpieza doméstica son tóxicos y con gran poder contaminante; pueden afectar negativamente a nuestro sistema nervioso, provocar alergias, cánceres, problemas respiratorios, etc. Además existe uno para cada lugar de la casa, e incluso, para cada tipo de mueble, acumulando productos y más productos en nuestro armario: quitamanchas, lejías, ambientadores, disolventes, lavavajillas, limpiahornos, desatascadores, limpia cristales…

Entonces ¿Por qué no dejamos de usar todos esos productos químicos?, ¿Y si fuera posible limpiar casi toda la casa con 3 simples elementos fáciles de encontrar en cualquier hogar?

Antiguamente no había tantos productos milagrosos en el mercado. Existen multitud de trucos heredados de nuestras abuelas, que nos permiten limpiar la casa de forma eficaz y saludable. ¿Quién no limpió alguna vez los cristales con agua con vinagre y con papel de periódico?

Simplemente con vinagre blanco, bicarbonato de sodio y limón podemos limpiar la mayoría de las superficies de la casa, sin perjudicar nuestra salud ni nuestro ambiente. Veamos brevemente sus características y para qué los podemos utilizar:

  • El bicarbonato de sodio, es un polvo fino blanco, muy usado para aliviar las digestiones ácidas, para lavar y blanquear los dientes o también, para repostería, para hacer que suban las masas. Nosotros lo usaremos para quitar principalmente manchas de diversas superficies, excepto en aluminio, ya que lo decolorará.
  • El vinagre blanco, también llamado vinagre de alcohol, limpia desinfecta, desodoriza, quita la grasa, ayuda a quitar manchas,… Eso sí, no se puede usar sobre mármol, si se hierve hace que nos pique la nariz y hay que tener mucho cuidado cuando se mezcla con el bicarbonato de sodio.
  • Y por último, y quizás en más conocido y utilizado, el limón. Es un buen desodorizante, es un buen abrillantador de metales como el bronce o el cobre, desengrasante y puede llegar a actuar como lejía.

Con estos tres productos podemos conseguir una limpieza duradera y eficaz en toda la casa. Veamos unos ejemplos de cómo podemos utilizarlos por separado, o en conjunto:

  1. Podemos realizar un limpiador que lo podamos usar un poco para todo, un multiusos. Por un lado echamos 2 cucharadas de bicarbonato en 2 litros de agua caliente, y se mezcla bien. Por otro lado, en otro recipiente, se ponen dos cucharadas de vinagre con un par de cucharadas de aceite esencial (nos dejara un buen olor a toda la casa). Se mezcla posteriormente todo en un solo recipiente, y ¡ya tenemos nuestro limpiador multiusos! Se puede utilizar para limpiar el suelo, para la encimera, la nevera, azulejos…
  2. Para limpiar el inodoro podemos usar un vaporizador donde mezclaremos vinagre, agua caliente y unas gotas de aceites esenciales. ¡Ya tenemos nuestro producto para el inodoro!

¿Qué pasa si hay manchas en el fondo? Simplemente echamos bicarbonato y cepillamos bien. Si son muy resistentes, usamos bicarbonato y sal a partes iguales, un vaso de vinagre y agua caliente. Cepillamos, dejamos que haga efecto y volvemos cepillar.

  1. ¿A quién no se le quemó alguna vez una cazuela por despiste? Suele ser difícil eliminar todo el quemado. Siempre hay que echar mano del estropajo, lo que acaba estropeando la cazuela. Esto tiene solución: justo después de que se haya quemado echar un poco de vinagre con sal y dejar a reposo unos minutos. Otra opción es hervir durante unos 10 minutos agua con bicarbonato (que la cazuela no sea de aluminio) o vinagre.

¡Y así seguiríamos! Existen multitud de trucos, algunos más eficaces que otros, pero todos con un objetivo común: hacer de la limpieza del hogar, una tarea más ecológica.

Si os ha gustado y queréis aprender más trucos, os recomiendo que echéis un vistazo a curso “Productos de limpieza ecológicos” de Califica Formación. Resulta muy interesante y puede ayudar a mejorar vuestra calidad de vida, y sobre todo, os quitará muchos productos de limpieza de la cesta de la compra.

Animaros!