Archivo de la etiqueta: sombrero

EL ARTE DE HACER VINO

file4481344391774Continuando con el post de la semana pasada “Es Tiempo de Vendimia”, veremos cuáles son las pautas principales para realizar vino tinto de forma sencilla y artesanal en nuestras pequeñas bodegas.

Anteriormente vimos cuáles eran los principios básicos de la vendimia, cómo debíamos cuidar la uva tanto al recogerla como al transportarla hasta la bodega. ¡Ya la tenemos en bodega! ¿Y ahora qué?

Lo definiremos de forma esquemática para una mayor simplicidad.

  1. Despalillado y estrujado: se trata de quitar cada grano de uva del raspón. Se puede hacer de forma manual o bien de forma mecánica mediante una despalilladora. Una vez realizado este proceso, procedemos a realizar una de las actividades más características: el pisado la uva. Simplemente, lo que se realiza es una acción de estrujado para que vaya saliendo el jugo de las uvas.
  2. Una vez estrujado todo, lo introduciremos en la cuba, añadiendo en torno a 50 mg/l de anhídrido sulfuroso para una mejor fermentación y conservación posterior del vino.
  3. En cuanto empieza a fermentar debemos remover lentamente, hundiendo la capa sólida que se forma en la parte superior, denominada sombrero. De esta forma se extraen todos los compuestos presentes en la piel de los granos de uva.
  4. La fermentación durará en función de la cantidad. Generalmente el rango se sitúa entre 1 o 4 semanas.
  5. Pasado este tiempo, dejamos reposar el vino con los hollejos una semana más y sacamos el líquido resultante: el vino. Los hollejos los sacamos de la cuba y los prensamos para un mayor aprovechamiento.
  6. El vino lo pasamos (trasiego) a un depósito que evite el contacto con el aire.
  7. Iremos haciendo más trasiegos para limpiar el vino de las posibles lías, al mismo tiempo que realiza la fermentación maloláctica (transformación del ácido málico en ácido láctico). Es recomendable realizar el trasiego en la fase lunar del cuarto menguante de cada mes.
  8. En febrero o marzo, si todo siguió su curso natural, podremos embotellar nuestro vino.

El proceso es bastante sencillo, simplemente es seguir algunas pautas y respetar unos límites.

Un brindis por un vino bien hecho!